Highway to Hell – AC/DC; Cover by Maia Malancus & Andrei Cerbu tribute to Malcolm Young

Fonte

(Visitado 11 Vezes, 1 visitas hoje)

Veja mais !

Comentario (0)

  1. Cuando uno tiene en su haber nada más que dieciocho o veinte años ni siquiera lo sospecha. No es que no lo sepa. Lo sabe, pero no le importa. Así comienza ella, la aniquilación, a trabajar sobre uno, a escarbar en ese ato o fardo de carne y de huesos, aterrorizándolo antes que uno haya siquiera tenido la oportunidad de sospecharlo. De modo que de un día para otro, sin pasar por esa oportunidad de la sospecha, se encuentra uno con ella, y se llena, también de un día para otro, de odio y amargura, y cae en la cuenta, también de un día para otro, que se ha dejado embaucar por ella, por la aniquilación. Por supuesto, ya es tarde, ya no tiene ante sí nada más que esa línea, ese horizonte, ese declive contra el cual no puede ni quiere luchar, ni siquiera olvidar. Sólo recordar, trazar con la memoria aquellos caminos, indiscernibles ya por el polvo y la cizaña, y por las miles de huellas que con el mismo y vano empeño, con la misma inocente implacable exasperación, con la misma furia, y luego con la misma e idéntica inverosímil perplejidad, se fueron acumulando las unas sobre las otras, como si ella, la aniquilación, las necesitase a todas reunidas en un muestrario que pusiera a la vista de las generaciones futuras, su inexorable destino. Para que, cuando llegase su turno, no pudiesen siquiera apelar a ese último recurso que podría, si no salvarlos, al menos justificarlos, como si ella, la aniquilación, les dijese, en el paroxismo de su horror y perplejidad, no a grandes voces, no como si se los reprochara: “¿Cómo que no lo sabían?”

    “¿Cómo que no lo sabían”?. Y ellos, sin creerlo aún, sin entenderlo, diesen vuelta las cabezas, no como si esperasen ver nada, sino por mera curiosidad, y lo vieran / se vieran a sí mismos en aquella anhelante y exasperada y furiosa multitud, todos y cada uno de ellos, avanzando sin avanzar, tercos y absortos, infatigables en una inmóvil deslumbrante enloquecida carrera, como si no ellos, si no la tierra bajo sus pies se moviese hacia atrás, como si no ellos, sino aquel infinito y renovado horizonte viniese en su busca, y ellos, todos y cada uno, nada pudiesen hacer al respecto, salvo esperar, aguardar

    Salvo esperar, aguardar, todos y cada uno de ellos, hasta que ella, la aniquilación, completase su obra, y ellos, todos y cada uno, antes o después entendiesen que incluso aquella espera carecía de sentido, ya que lo que creyeron era su esperanza no tenía más consistencia que la de un sueño que ellos, todos y cada uno, forjaron con sus actos: sus sufrimientos, su amor y su odio, y ésa, su perpetua y renovada traición inocente, pues lo que ellos querían y deseaban, por lo que reclamaban e insistían y aferraban a la tierra, por lo que soportaban sus vidas, era por su salvación imposible

    De modo que era ése su problema, un problema al que habían encontrado una salida algo explosiva y beligerante, logrando matarse los unos a los otros por la razón que fuere, el capital, la tierra, la plusvalía, la mujer, Dios
    Sí. Ellos no querían ni deseaban ni podían revocar lo irrevocable, pero podían al menos, en forma de esperanza, intentar, como si regateasen con la aniquilación un precio menos injusto para unos seres que habían sido expulsados a la existencia sin ser consultados, si no revocar, al menos mitigar, atenuar su desamparo

    Y la aniquilación, astuta, insaciable, les hacía creer que sí, que aceptaba, en virtud de lo sólidos argumentos con que ellos, todos y cada uno, se presentaban a la mesa de negociaciones, mitigar, atenuar su desamparo. Y todos, un momento después, con un semblante que denunciaba que habían sabido defender lo suyo, no sólo con éxito, sino incluso con dignidad, con cierto orgullo, despreocupados, jóvenes y alegres, se retiraban a sus casas, llevando no bajo el brazo, si no en el fondo de sus almas torturadas, aquella suerte de convenio en forma de esperanza, sin saber entonces, ni luego, muchos años después, sin creerlo a pesar ahora de saberlo, que ella, la aniquilación, no negociaba con pobres, vulnerables y desesperados seres humanos

    Pero esto ellos tardarían años en saberlo aunque tampoco lo creyesen después de enterarse, de manera que munidos de esa esperanza que creían habían obtenido por derecho propio, sin tener incluso que regatear demasiado, y sobre todo, salvando su dignidad y su orgullo, comenzaban, despreocupados y alegres, a transitar ese camino que llamaban su vida

    Y acaso en un momento la aniquilación, ella que no negociaba con los seres humanos salvo por la satisfacción de embaucarlos, engañarlos y arruinarlos, ante aquel espectáculo de exuberante vida y movimiento y entrega que ellos ofrecían como si ella, la aniquilación, no sólo hubiese sido mitigada, atenuada, aplacada y diferida, sino completamente desautorizada y derrotada, creyese por un momento que había sido realmente engañada y destruida, como si también ella creyese que lo que le habían arrancado, sin siquiera regatear demasiado ni exponer su dignidad y su orgullo, era mucho más, inmensurablemente, que un remedo de esperanza

    Y por un momento, por menos de lo que dura un relámpago en el perpetuo devenir de los tiempos, creyó –ahora era ella la desamparada y torturada- que lo que ellos –esos rapaces y despreocupados y repletos de soberbia y orgullo seres vulnerables y expuestos-, le habían sonsacado por vaya a saber uno qué secretas e inconfesables artimañas no era un remedo de esperanza, sino la esperanza

  2. Maia you are a young power girl, your whole performance is full energy and wildness, your singing clear and perfect. Andrei is playing guitar on the highest level. I think to make a better cover version of the song like this is impossible.

  3. Maia Malancus

    BORN TO BE ROCK

    Creature prodigious, overflowing with life and of fire, of power, of confidence in your strength. Are you what I call a birdof lightning, a precocious leopard, a creature up to the current challenges and loaded with of future? Human and free, free until the end, until you reach that moment where you only listened to the music of your wandering heart in the light of the stars. You were not born yet. But you were rock. Always yours. Carlos

    ————————————-

    Maia Malancus

    NACIDO PARA SER ROCK

    Criatura prodigiosa, desbordante de vida y de fuego, de poder, de confianza en tu fuerza. ¿Eres lo que yo llamo un ave de relámpagos, un leopardo precoz, una criatura a la altura de los desafíos actuales y cargada de futuro? Humanos y libres, libres hasta el fin y después, hasta que llegues a ese momento en el que solo escuchabas la música de tu corazón errante a la luz de las astros. Aún no habías nacido. Pero ya eras rock. Tuyo, siempre. Carlos.

  4. Highway to Hell. Young Lady, you are on the Highway to stardom. You are a natural born talent. Maia, Smaranda (Smara) Andrei, 3 brilliant Romanian singers/guitarist. Wish I lived in Romania

  5. Great work!
    Maia, a inceput școala de o saptamana. Mă intreb dacă poți rezista să stai 50 de minute în bancă ? Ești atât de … Maia – izvorâtoarea de energie😉!
    Voi faceți o echipă grozavă care împărțiți (share) bucurie în stare pură. Love you buddies!😍

Deixe seu Comentario

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *